Acercamiento a la cultura y el teatro a través del actor Ilde Gutiérrez

Ilde comienza hablándonos de cómo la ruptura con una pareja en la universidad supuso el origen de su carrera sobre las tablas. Su primer papel, de Joven Nº2, fue originalmente interpretado por Fernando Fernán Gómez, lo cual le llevó a darse cuenta de que pese a ser un comienzo modesto podría llegar a superarse y afrontar nuevos retos y papeles con el paso del tiempo.

En cierto momento, nos comenta su sorpresa ante cómo el público general percibe la vida de actor como algo insostenible, sin puntos intermedios entre actores aficionados y encumbrados, los cuales se suelen identificar exclusivamente con cine y televisión. Aprovecha para reivindicar el teatro, que según dice, para él es como una aventura repetible, con matices que cambian una y mil veces, mientras que en el cine, una vez que una escena se graba, las otras tomas posibles se pierden para siempre.

También aprovecha para tranquilizar a aquellos que no se sientan muy seguros de sus capacidades, asegurándonos que él ha trabajado con muchos actores sin gran talento, pero que a través de la disciplina han podido llegar lejos.

En cierto momento, Ilde menciona algo que a primera vista puede pasar desapercibido, y es la capacidad del teatro para entrenar otras habilidades aparte de la interpretación. Las diferentes ambientaciones de una obra, elabora, expanden la sensibilidad de los participantes y los espectadores, pues se ven expuestos a realidades sociales diferentes a las suyas propias. Además, la colaboración grupal y la improvisación son una parte inseparable del teatro, por lo que supone un caldo de cultivo idóneo para ellas.

    • ESCUCHA LA ENTREVISTA COMPLETA: 

 

Te puede interesar

Síguenos en nuestras redes

Anuncio

Suscríbete a nuestro Newsletter

Y actualízate con las últimas noticias

Anuncio

RECIBE LAS ÚLTIMAS NOVEDADES