La Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía (APDHA) ha denunciado hoy ante el Defensor del Pueblo Andaluz la falta de calefacción en el centro penitenciario de Puerto II, en el Puerto de Santa María (Cádiz). Y hoy mismo, también ha recibido quejas del Centro de Inserción Social de Córdoba –establecimiento penitenciario donde se cumplen penas en régimen abierto- por la ausencia de calefacción y agua caliente.

La ausencia de calefacción en Puerto II  se produce tanto en las celdas como en las zonas comunes donde permanecen las personas privadas de libertad, así como en las zonas de comunicaciones con familiares. Por ello, las personas internadas en esta prisión se venobligadas a soportar temperaturas cercanas a los cero grados y una sensación de frío que aumenta debido a la intensa humedad.

En el documento, la APDHA solicita al Defensor del Pueblo Andaluz que “inste a Instituciones Penitenciarias a que adopte las medidas necesarias para la instalación de sistemas de calefacción adecuados a las características del centro penitenciario de Puerto II”. De la misma manera, le invita a que se “identifique si existen otros centros penitenciarios en la comunidad autónoma de Andalucía que no dispongan de sistema de calefacción”.

La asociación que, en la última semana, ha recibido quejas de varios internos por las bajas temperaturas que tienen que padecer, advierte que en 2017 el Juzgado de Vigilancia Penitenciaria nº 10 de Andalucía, con sede en El Puerto de Santa María, estimó la queja planteada por una persona presa del centro penitenciario de Puerto I. La Audiencia señaló que la Dirección General de Instituciones Penitenciarias debía “adoptar las medidas necesarias para la instalación de sistemas de calefacción adecuados a las características del centro”.

Asimismo, en 2018, la Audiencia Provincial de Córdoba obligó a la prisión de Córdoba a activar la calefacción debido a un recurso presentado por la asociación, que denunciaba restricciones en plena ola de frío y se hacía eco de las quejas de los familiares de las personas presas (entre ellos, ancianos y menores), que durante las visitas tenían que soportar con indignación bajas temperaturas, cuando las dependencias de funcionarios y abogados se encontraban debidamente acondicionadas.

Limitación de visitas y comunicaciones

Por otro lado, la APDHA ha registrado un escrito esta mañana ante la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias, ya que ha recibido varias denuncias de que el sistema de gestión de las comunicaciones y visitas está teniendo problemas de funcionamiento que, en algunos casos, provocan la pérdida de aquellas a las que se tiene derecho”.

En este sentido, la organización andaluza ha detallado en su escrito “casos en los que el teléfono y la aplicación web de cita previa no están operativos y los teléfonos de los establecimientos penitenciarios están colapsados, por lo que las familias agotan los plazos para solicitar la comunicación o visita sin conseguir tramitarla”. Desde el área de cárceles de la APDHA sostienen que “es inadmisible que, debido a problemas técnicos o de falta de recursos, se esté produciendo una limitación o suspensión de facto de comunicaciones o visitas, incumpliéndose la legislación penitenciaria, afectando a derechos penitenciarios reconocidos y a derechos fundamentales tanto de los internos como de sus familiares”.

ESCRIBE UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here