Cuando hablamos en público hay 2 momentos fundamentales, el principio de nuestra intervención y el final de la misma. De la gestión que hagamos de éstos dependerá, en gran medida, nuestro éxito.

Cada una de estas partes tiene sus características, sus tiempos, sus recursos, sus objetivos y otras muchas peculiaridades que no voy a comentar en este artículo debido a que no es el objetivo del mismo. Pese a las diferencias y peculiaridades de cada una de estas partes si hay un elemento en común, hay que generar impacto en la audiencia, ¿Cómo? Ya depende de vosotr@s pensarlo. No obstante, si queréis algún consejo, os puedo ayudar.

Normalmente, cuando llegamos al final de una intervención en público, una de las partes de la que se puede componer dicho final, es una pequeña enumeración de las ideas claves que se han visto. Aquí es donde entra en juego la técnica que os quiero comentar, “El principio de Recencia y Primacía”. ¿Qué significa? Muy sencillo, “que, ante una enumeración, nuestro cerebro recuerda mucho mejor lo primero y lo último que se dice.”

¿Cómo podríamos introducir eso nosotros/as?

Muy sencillo diciendo lo primero y lo último aquella información que más nos interesa que retengan. Esto significa que, al hacer un resumen de lo hablado, aquellos conceptos que queremos que se recuerden por encima de todo, deben ser los primeros y/o los últimos en decirse. Fácil, ¿verdad? ¡Pues a intentarlo!

Además, esto, no sólo puede usarse como técnica comunicativa, sino también como técnica de venta. Cuando queramos que determinadas ofertas salgan, y vamos a enumerar varias, digamos las que nos interesan promocionar ese día, la primera y la última. Como ejemplo de su utilidad os diré que, hace muchos años, cuando daba mis primeras andadas laborales en una conocida empresa de comida a domicilio, recuerdo que usábamos ya esta técnica al hacer la promoción telefónica de las ofertas del día. Entonces, empecé a utilizarla. Años después, descubrí su nombre. “Principio de Recencia y Primacía”.

En este video os explico mucho mejor esta técnica. Espero que os resulte interesante.

Isaac Albarracín

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *