Europa vuelve a ser el centro del conflicto que actualmente está afectando a Ucrania, y no es ni más ni menos que la lucha por la hegemonía en el este europeo y en la zona euroasiática entre Rusia y Estados Unidos (EEUU). Aunque el conflicto militar entre Rusia y Ucrania aún no ha visto su fin y todas sus consecuencias estamos lejos aún de verlas, algunos países han respondido a la invasión rusa. Uno de estos países es Finlandia, la cual tras una posición neutral durante la Guerra Fría, ahora ha solicitado oficialmente su ingreso en la Organización del Tratado Atlántico Norte (OTAN).

Por tanto, cabe plantearse a qué se debe dicho cambio en las relaciones entre estos países, es decir, ¿por qué decide ahora romper su neutralidad con Rusia y solicitar dicho ingreso? Para responder a dicha cuestión, es necesario dar respuesta a su vez a otros interrogantes como son: ¿por qué no había solicitado su ingreso a la OTAN con anterioridad?, ¿por qué decide solicitarlo ahora?, ¿esta decisión de adherirse a la OTAN perdurará entre la población? y ¿qué consecuencias traería su ingreso en la OTAN para Rusia?

Antes de comenzar con las siguientes cuestiones y para hacer más amena la lectura dividiremos en dos partes dichas preguntas centrándonos en esta primera parte en ¿por qué no ha solicitado su ingreso en la OTAN anteriormente? y ¿por qué decide unirse ahora?

¿Por qué Finlandia no había pedido su ingreso a la OTAN con anterioridad?

Esta cuestión también se podría contestar para Suecia, aunque en el caso finlandés guarda una estrecha relación por su historia hacia Rusia y los acontecimientos ocurridos durante la segunda guerra mundial.

La historia de Finlandia como país es reciente puesto que dicho territorio se hallaba ocupado durante siglos por el entonces reino de Suecia, sin embargo tras las guerras napoleónicas y la derrota de Suecia contra el ejército zarista, Finlandia se convirtió en un condado de Rusia en 1809.

Imagen 1. Territorios cedidos por Finlandia a la URSS
Imagen 1. Territorios cedidos por Finlandia a la URSS

A principios del siglo XX y tras la Revolución Rusa en 1917, el territorio finlandés aprovecha dicha incertidumbre y proclama su independencia ese mismo año. Bajo dicha coyuntura, Rusia tuvo que aceptar la independencia.

No obstante, en el año 1939 y ya tras la constitución de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS), esta y Finlandia se enfrentaron en la denominada Guerra de Invierno donde Finlandia sufrió una gran derrota y tuvo que ceder varios territorios a la URSS debido al Tratado de Moscú, tales como la región Karelia (ver Imagen 1). Sin embargo el conflicto volvió a resurgir tras la segunda guerra mundial, cuando Finlandia cooperando estrechamente con Alemania se enfrentó a la URSS en la denominada Guerra de Continuación, viendo su fin en 1944, con la derrota de Finlandia a manos del ejército soviético.

Finalizada la segunda guerra mundial se firmó en 1948 el Tratado de Amistad, Cooperación y Asistencia Mutua (TACAM) entre la URSS y Finlandia. Dicho acuerdo garantizaba a la URSS la neutralidad de Finlandia respecto al bloque occidental, además de que servía de garantía de supervivencia para Finlandia debido a su gran proximidad hacia el territorio soviético. Esta supervivencia que se garantizó Finlandia durante la guerra fría fue gracias en mayor medida a su política de neutralidad respecto al conflicto entre los dos bloques (EEUU y URSS), también conocida Finlandización.

La Finlandización se mantuvo durante todo el periodo que duró la guerra fría, y aunque en la actualidad Finlandia ha seguido manteniendo en cierta forma esa política de neutralidad al igual que su vecina Suecia, al disolverse la URSS solicitaron su ingreso en la entonces Comunidad Europea, convirtiéndose en Estados miembros en 1995. Sin embargo, con el fin de mantener vigente la neutralidad con la Federación Rusa, no solicitó su ingreso en la OTAN. Dicho parecer se debe a:

  • Por una parte se debe al pasado común entre ambos países. Dicho pasado refleja las derrotas que sufrió Finlandia al enfrentarse con la Rusia zarista y la URSS. Por lo que Finlandia percibe que para mantener su supervivencia necesita unas relaciones de amistad y neutralidad con Rusia, ya que militarmente es incapaz de competir con ella, a dicho factor se añade la imposibilidad de mantener una frontera segura con Rusia en caso de conflicto al ser ésta cerca de 1.300km.

Por otra parte, la población finlandesa no ha estado a favor de la alienación militar con la OTAN, tal y como refleja el informe “Finns’ opinions on foreign and security policy, national defence and security” elaborado por el Ministerio de Defensa Finlandés en 2021. Se trata de un estudio longitudinal en el que se encuesta a la población sobre diversos factores, uno de ellos es el deseo de alineación vs. no alineación. El sentimiento de no alineación siempre ha sido superior al de no alineación, sin embargo, desde 2014 ha disminuido en casi 10%, respecto a los años anteriores y ha aumentado tanto el deseo de alinearse como el número de indecisos, tal y como refleja la Gráfica 1.

Gráfica 1. Alineación-no alineación

Datos obtenidos de Finns’ opinions on foreign and security policy, national defence and security (2021)
Datos obtenidos de Finns’ opinions on foreign and security policy, national defence and security (2021)

 

¿Por qué decide Finlandia unirse ahora a la OTAN?

El deseo de unirse actualmente a la OTAN, se debe a una necesidad de seguridad. La política de Rusia hacia los países cercanos es de considerarlos como potenciales amenazas que Occidente puede usar contra ellos de forma eventual, siempre y cuando no mantengan una estrecha relación como es el caso de Bielorrusia.

Con la firma del TACAM, Finlandia mantuvo una estrecha relación con Rusia. Sin embargo, la similitud de su sistema político y económico con otros países occidentales, facilitó un acercamiento hacia éstos que se plasmó con la firma del Tratado de Libre Comercio con la Asociación Europea de Libre Comercio (actual Espacio Económico Europeo) en 1961, entre Finlandia y la Comunidad Europea, así como su adhesión a ésta en 1995. Motivos por los cuales Rusia inició una política de ataques híbridos contra Finlandia, obligándola a establecer el Hybrid COE en 1994 y el Secretariat of the Security Committee en 2019 con el fin de mejorar el desarrollo de seguridad cibernética. Pese a dichas acciones, los ataques híbridos rusos han puesto en jaque su seguridad, como es el caso de la desactivación del sistema GPS durante las maniobras conjuntas del Tredent Junctura de la OTAN en 2018.

No es hasta el 2014 cuando Rusia se anexiona Crimea y apoya a las milicias prorrusas de Donetsk y Luhansk que la percepción de amenaza por parte de la población finlandesa se incrementó (ver Gráfica 2). Dicho incremento puede deberse a:

  • Finlandia no posee una capacidad militar para minimizar el riesgo
  • Existe una voluntad y capacidad por parte de Rusia de emplear la fuerza militar en su periferia

Gráfica 2. Percepción de amenaza

Datos obtenidos de Finns’ opinions on foreign and security policy, national defence and security (2021)

    Datos obtenidos de Finns’ opinions on foreign and security policy, national defence and security (2021)

Dicha percepción de amenaza, se ha incrementado aún más con la invasión a Ucrania en 2022. Debiendo el Gobierno finlandés tomar medidas para paliar dicha percepción de amenaza que tiene la población hacia Rusia. Dichas medidas pueden reducirse en dos:

  • Ingresar en la OTAN
  • Incrementar las capacidades militares y por ende el presupuesto en defensa. Situación que no lo ha hecho desde 2014 hasta la actualidad, ya que ha gastado de media un 1,45% de su PIB, cantidad semejante a años anteriores

Por lo que la única opción obvia para reducir dicha percepción de amenaza es la de ingresar en la OTAN. Tal y como al final ha decidido el Gobierno finlandés solicitando formalmente su ingreso el 18.05.2022.

Redactado por :

Luis Lopezosa García (Graduado en ciencias políticas)

Alejandro Álvarez Pérez (Máster en Psicología Jurídica y Forense)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *