Una autentica granadina apasionada de los viajes, y de todo lo que esté relacionado con ellos, aunque especialmente del turismo sostenible, la música y las personas, esta es Cristina Contreras, la creadora de Viajar Eslou. Desde pequeña, su mayor sueño era el de hablar todas las lenguas del mundo, para poder comunicarse con gente de todas las culturas y vivir experiencias extraordinarias y diversas alrededor del globo. A día de hoy, no habla ni de lejos tantos idiomas, pero ese afán por conocer locales de todos los países y descubrir rincones que permanecen ocultos a ojos de turistas, sigue siendo su motor de vida. Concretamente, después de haberse sentido como una moneda andante en sitios como República Dominicana o Marruecos (no por los destinos, sino por no haberse asesorado bien). Pero, sobre todo, tras haber vivido experiencias únicas con locales en muchos de los destinos que ha visitado. Esto último es lo que le llena de felicidad. Hacerlo, y poder compartirlo con el mundo. Así nace Viajar Eslou.

La primera vez que nuestra protagonista viajó al extranjero fue en febrero de 2011. Desde entonces, no ha parado. Se sorprendió tanto conocer una cultura y forma de vida totalmente diferente, se transmitió tantas emociones convivir con locales, que después, ha seguido buscando esas mismas sensaciones en todos sus viajes. Su sorpresa llega cuando tuvo que organizar el viaje por su cuenta, o por estar mal asesorada por una agencia de viajes. Su experiencia de viaje, bajo esas circunstancias, está vacía. Y entonces se replanteó su pasión. Se decepcionaba y frustraba tanto que todos los destinos a los que iba le parecían exactamente iguales, sobre todo en Europa.

Sin duda uno de sus impulsos más fuerte tuvo lugar en Letonia, en el maravilloso año de su Erasmus. Allí tuvo la oportunidad de viajar bueno, bonito y barato, y con gente local. En Riga, dónde había muchos estudiantes de todas las partes del mundo, tenía la oportunidad perfecta para activar su plan: visitar países en los que el turismo lo liderase alguien local. Esto era lo que le gustaba, esto era lo que le hacía vibrar, adentrarse como un miembro más en la cultura que visitaba. Participar activamente en actividades tradiciones del destino, rodearme de lugareños, viviendo como uno más.

Pero había que tomar las riendas de lo que iba a ser su futuro. Fue entonces cuando decidó apostar por su sector, trabajando de recepcionista, camarera, hostess, encargada de tiendas de hostelería y otras tantas cosas más. Pero esos trabajos no le llenaban. Estaba muy frustrada y triste. No era feliz, de ahí su decisión de estudiar un doble máster con IMF Business School y la universidad Camilo José Cela sobre Innovación y Marketing Turístico Digital. Ahí es cuando se le ocurrió la gran idea de emprender. Ella quería llevar el turismo slow o turismo naranja a otro nivel y convertir la pasión de su primer viaje en una pasión común. En una realidad, transformar el proyecto en una nueva forma de viajar y de vivir el turismo.

Antes de comenzar definitivamente esta nueva etapa tuvo que hacer algunos sacrificios en el ámbito laboral. Sacrificios que le reportaban solvencia económica, pero que le restaban tiempo para dedicar a su pasión e ilusión por el trabajo. Pero como no hay mal que por bien no venga, la vida la puso en jaque. Una grave situación familiar le sobrevino y le sirvió de impulso para replantearse su vida de nuevo. Llegaba así otro periodo de inflexión en el que se cuestionaba si el rumbo que estaba tomando era el adecuado y si quería seguir en él o cambiarlo para ser feliz. Tras largos meses de estrés, ansiedad y malestar lo tenía claro, quería seguir apostando ella, trabajar para ella, tener libertad total. Viajar y seguir nutriéndose del contacto genuino con otras culturas. Enseñar a otros a escapar del turismo de masas convencional y las experiencias de viaje vacías. Y así el 25 de julio de 2019 comenzó a crear su propia vida. Comenzó Viajar Eslou.

La joven granadina ha creado este proyecto para rescatar y promover la identidad cultural de los pueblos del mundo, que está en peligro de extinción por motivos como la globalización y las malas prácticas turísticas. Nos enseña una forma de viaje mucho más real y humana que combina turismo slow, cultural, responsable y solidario. En él, podremos vivir como un local más, aprender de los artesanos a diseñar sus fantásticas creaciones, a conocer las verdaderas costumbres de los pueblos, a frecuentar los lugares que los turistas no conocen pero que nosotros sí podríamos conocer y a cocinar las auténticas recetas que solo las abuelas saben preparar. Como ya te hemos comentado antes, ha vivido experiencias totalmente opuestas: sentirse una moneda andante, y vivir como una local más. Por eso hoy diseña viajes para que nunca vuelvas a experimentar lo primero, y sientas lo segundo cada vez que viajas. es el momento de conocer los valores de Viajar Eslou.

Rescatando la identidad cultural de pueblos del mundo

El principal objetivo del proyecto es el de promover la identidad cultural de los pueblos de este planeta llamado mundo. Pueblos cuya cultura está en peligro de extinción por motivos como la globalización y las malas prácticas turísticas como el turismo de masas. Viajar Eslou da visibilidad a las profesiones y actividades tradicionales de los pueblos que están a punto de perderse y que quiere volver a recuperar y poner en valor.

Turismo responsable y sostenible

Todas las actividades y experiencias llevadas a cabo en Viajar Eslou son respetuosas con los entornos sociales y naturales donde tienen lugar las mismas. Esto es, con las personas, sociedades, naturaleza y animales.

Reequilibrio social y de género

Viajar Eslou nace en un contexto de necesidad de un reequilibrio social de género. De hecho, el proyecto es creado y promovido por una mujer y da voz y visibilidad a artesanos, chefs, músicos y locales que son tanto hombres como mujeres. Viajar Eslou se compromete a desarrollar todas sus actividades desde la inclusión y la igualdad.

Apoyando el fortalecimiento del sector rural

El proyecto se construye sobre la convicción de la necesidad de fortalecer el sector rural. Ubicar una actividad empresarial en el medio rural, conlleva la reactivación de su economía local, la renovación de la población rural y su rejuvenecimiento.

Pero lo mejor de todo es andentrase en el mundo de este maravilloso proyecto a través de su página web, haz click aquí y se uno mas de Viajar Eslou

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *