Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors

Entrada: Presentación del Informe Anual Defensor de la Ciudadanía 2021

Síguenos en nuestras redes

Suscríbete a nuestro Newsletter

Y actualízate con las últimas noticias

Anuncio

Manuel Martín, el defensor de la ciudadanía de Granada, ha presentado esta mañana ante el Pleno el informe anual 2021 de su oficina, un documento que desglosa en diez grandes bloques las principales quejas, reclamaciones y demandas de los granadinos a lo largo del pasado año, “un periodo complejo, aún marcado por los efectos de la crisis sanitaria en la población”.

 

Durante su exposición ante el Pleno, el defensor ha pedido a los corporativos “cohesión social entendida como un fin en si misma y también como un medio, el medio idóneo para que el largo plazo sea posible” y orientada a “la necesaria recuperación y a la calidad de esta, más allá de la confrontación política”.

En el periodo se realizaron 16.850 atenciones, lo que supuso un incremento del 5,72% respecto de 2020 y el 70% de los casos recibidos fueron finalizados, quedando aún en trámite un 29%.

Manuel Martín ha detallado las materias que absorben el mayor número de quejas comenzando por los asuntos directamente relacionados con la Covid-19 y sus efectos en la población, un apartado que aglutina a su vez distintos sub-apartados y supuso un 20% del total de casos atendidos.  Si bien hubo muchas reclamaciones relativas al cumplimiento de las medidas de seguridad, el derecho a información sobre la salud de familiares en residencias o el orden de preferencia para ponerse las vacunas, lo crucial en este apartado tiene que ver con el acceso a la vivienda. Durante este periodo, hubo familias que recurrieron a esta oficina para temas de evitar lanzamientos y/o deshaucios.

Lamentablemente, el segundo bloque de quejas, con un 15% de los casos volvieron a protagonizarlos los cortes de luz en la zona Norte de la ciudad, unas interrupciones que en 2021 “no cesaron y se extendieron poco a poco a otros barrios de la capital y puntos de la provincia; un gran problema para Granada que, a estas alturas ya, precisa de un consenso total y acabar con la cuestión por la vía de los hechos”.

En el tercer bloque, con un 14% de las reclamaciones se refieren a la administración que, muchas veces, es inaccesible al ciudadano. Incluye por tanto quejas “sobre la brecha digital, quejas sobre retrasos, denegaciones, atascos de trabajo que impiden la realización de trámites, quejas sobre expedientes no tramitados y plazos que se dilatan en el tiempo, quejas sobre teléfonos que no sirven y peregrinajes de una institución a otra. Y también, sobre la exclusión financiera que los bancos están generando”.

La enfermedad mental en tiempos de covid “se cuela y se queda atrapada en un sinfín de reclamaciones y quejas que, en principio parecen meras protestas por asuntos prácticos de índole administrativa”. Según ha explicado el defensor, de escritos, llamadas y visitas a la oficina, se deducen “diversidad de trastornos y soledades que el virus ha venido a poner sobre la mesa o, en muchos casos, a agudizar”. Este es el cuarto gran apartado “al que Granada entera tendría que atender en el momento actual” y que absorbió el 12% de atenciones el pasado año.

En este capítulo, Martín solicita a la Corporación Municipal dotar de mas recursos determinadas áreas como los servicios sociales municipales para que, “partiendo de los principios de eficacia y de buena administración, se resuelvan en plazo las necesidades de los usuarios, especialmente en asuntos de envergadura” y propone asimismo “impartir formación en materia de habilidades o entrenamiento emocional para personal que esté en atención al público para incidir en la proximidad, la escucha activa y calidad en los servicios”.

El quinto epígrafe de quejas que el Informe 2021 recoge se refiere a ruidos, con un 10% sobre el total, “ruidos que proceden del interior de las comunidades de vecinos o provienen de la calle; quejas que a veces aparecen por si solas y otras veces vienen apuntadas en otras reclamaciones sobre otros asuntos”.

Movilidad y protección ciudadana junto con medio ambiente y limpieza ocuparon el sexto y séptimo lugares respectivamente en los asuntos y quejas de 2021, con valores iguales (del 8%). “Que estas áreas copen un volumen de quejas destacado tiene gran sentido en tanto que se trata de áreas netamente municipales, pero evidencia también que, -sin saber si lo peor de la crisis ha pasado-, parece atinado pensar que sea cierta la anhelada vuelta progresiva a la normalidad en tanto que, en tiempos previos a la pandemia, estos temas absorbían un volumen importante de quejas”.

En cuanto al noveno gran conjunto de atenciones realizadas versa sobre la dependencia y las barreras arquitectónicas o de otro tipo que impiden la accesibilidad a personas con discapacidad o diversidad funcional. En la memoria 2021 este apartado supone un 5%. Al respecto, Manuel Martín reitera “la permanente necesidad de refuerzo y, también en su caso, reorganización del personal adscrito al servicio de dependencia para agilizar los tiempos de información, rectificación de errores o falta de documentación por los solicitantes y en definitiva ayuda en la realización de trámites y procedimientos”.

Y finaliza el informe de gestión con un capítulo que, a modo de cajón de sastre y con el 2% sobre el total, aglutina reclamaciones de diversa índole pero de gran importancia por el contenido al que se refieren. Es el caso de las estafas –inmobiliarias, ciberestafas o suplantaciones de identidad en las redes-; los posibles delitos de odio o las quejas por temas que, afectando a minorías, a muy pocas personas, hacen gran daño como se verá.

Ha concluido apostando de nuevo por la cohesión social “entendida como un fin en si misma y también como un medio, el medio idóneo para que el largo plazo sea posible; una cohesión verdadera que se oriente a la necesaria recuperación y a la calidad de esta, más allá de planteamientos ideológico-políticos; más allá de buenas intenciones, más allá de fórmulas mágicas que no existen”.

Para terminar, el defensor de la ciudadanía ha recordado que “este documento ha de entenderse en su contexto, pues la gente se dirige a la oficina del defensor sólo para contar lo que le preocupa, lo que es preciso mejorar, para relatar sus quejas y solicitar solución, mediación o ayuda” y es por ello también “una herramienta de utilidad para modificar lo que pasa”, “un observatorio de la realidad granadina que ofrece elementos interesantes para el acuerdo y la acción”.

Si quieres leer el documento completo, puedes descargarlo aquí:

INFORME ANUAL 2021 DEFENSOR DE LA CIUDADANÍA (1)

 

Picture of Lora Helmin

Lora Helmin

Excepteur sint occaecat cupidatat non proident, sunt in culpa qui officia deserunt mollit anim id est laborum.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Related Popular Posts

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore magna aliqua.

RECIBE LAS ÚLTIMAS NOVEDADES