Los reiterados cortes de luz en el Distrito Norte son, sin duda, el problema más grave de una zona que, sin embargo, tiene otras muchas carencias que necesitan la atención de las administraciones.

En una entrevista para Granada Social, entre Manuel Martin, Defensor de la Ciudadanía y Mario Picazo, párroco de la barriada de la Paz, con Encarna Ximénez de Cisneros, ambos han destacado la necesidad de unir las reivindicaciones de los cortes en el suministro “toda una emergencia sanitaria”, con otras acciones que permitan unas mejores condiciones de vida en la zona, a veces olvidada. Tras el encierro protagonizado hace ya un año, el Defensor de la Ciudadanía, ha reiterado su deseo de contar con un relator de la ONU que pueda poner en marcha los mecanismos necesarios para atajar la situación, mientras que Mario Picazo considera que lo más positivo es haber conseguido visualizar una situación que afecta a personas “con los mismos derechos que el resto”.

Granada Social continuará atenta a lo que ocurre en el Distrito Norte y ha ofrecido sus micrófonos para que sus habitantes puedan seguir narrando el drama que viven, que, añadido a la pandemia, dificulta su día a día.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *