Los días avanzan y Granada se prepara para su semana grande. Para ese momento en el que sueña, en el que la pasión toma las riendas de aquello que tanto anhelaba meses atrás, aquello que parecía que no llegaba y que ya está al llegar.