Estamos en ante un nuevo reto, una nueva circunstancia a la que enfrentarnos para no descuidar nuestro trabajo diario, mientras tenemos en casa a nuestr@s hij@s.

Nuestro teléfono sonando sin parar, reuniones por videoconferencia y muchas horas conectados frente a un ordenador, mientras l@s niñ@s deben hacer sus deberes y les surgen dudas que, en muchas ocasiones debemos resolver los adultos para que ellos puedan continuar con la tarea… sin contar por otra parte, sus rabietas y llamadas de atención, que se hacen frecuentes por el confinamiento.

Este es mi caso en la actualidad y seguro que el de much@s de vosotr@s.La duda que nos asalta entonces es, ¿cómo podemos compaginar tantas
cosas a la vez?

Aunque no es fácil atender a tantas necesidades a la vez, hay que adaptarse a la nueva situación, no queda otra opción, así que intentaré daros algunas de las recomendaciones que a mí me están funcionando ante esta crisis hogareña.

1- Fija un horario en tu trabajo diario, un horario que deberá ser respetado por todos los miembros de la familia y que puede ser un reto para l@s niñ@s, ya que deben entender la importancia de respetarlo, para mantener el orden y la rutina diaria.

2- El tiempo de trabajo, se puede utilizar para que l@s niñ@s hagan sus tareas, estipulando pequeños descansos cada dos horas para solventarles las dudas de su tarea y poder desconectar unos minutos.

3- No te sientas mal por utilizar algunos dispositivos de entretenimiento en momentos puntuales, como televisión, tablets o móviles, el día es muy largo y en ocasiones no tenemos recursos para tenerlos distraídos, pero procura ponerles retos que trabajen su creatividad como puzles, lectura de cuentos, dibujos, legos, deporte, etc…

4- Cuando acabes el trabajo, podéis hacer deporte juntos, haciendo bailes,tablas de ejercicios o juegos activos, para estirar el cuerpo y relajar la
mente…..

Si consigues que haga sus deberes mientras tu trabajas, conseguiréis mucho tiempo libre para poder aprovecharlo en juegos, ocio, diversión en familia que os permitirá crear un vínculo muy especial entre vosotr@s.

Esta situación ha modificado por completo nuestra vida social y nos ha obligado a pasar mucho tiempo en casa, y como positivo, ahora podrás pasar mucho más tiempo con tus hij@s, algo que recordaremos con cariño cuando todo esto pase. No olvides que el teletrabajo no consiste en estar todo el día conectado, a veces se trabaja más que cuando vamos a la oficina.

Cuando termines tu jornada de teletrabajo, cierra el ordenador y aprovecha el tiempo para disfrutar de esos momentos sin pensar en nada más.
Como todo en esta vida, nada es para siempre, todo volverá a la normalidad, nuestr@s hij@s al cole y nosot@s al trabajo y eso nos traerá, estrés, atascos,comida rápida, …etc…
Así por ahora, aprovecha y disfruta del trabajo en casa, con la mejor actitud y hasta que nos digan QUÉDATE EN CASA..

Artículo: Rosa Bastida

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *