La Reina Sofía ha acudido hoy, miércoles 20 de octubre, a la Fundación Banco de Alimentos de Granada. El lugar en el que se han reunido ha sido en las instalaciones de la Fundación, situadas en Mercagranada. Desde las 11:00 horas, la Reina Sofía ha fomentado la colaboración con

la Reina emérita visitará este miércoles 20 de octubre la Fundación Banco de Alimentos de Granada. Ha sido recibida entre aplausos de voluntarios del Banco de Alimentos y  de trabajadores de las naves de alimentación cercanas que han presenciado su llegada.

Doña Sofía ha sido recibida a las puertas del Banco de Alimentos por representantes de las distintas instituciones públicas. El acto ha tenido lugar en las instalaciones de la Fundación , situadas en Mercagranada, a partir de las 11:00 horas.

El presidente del Banco de Alimentos de Granada ha liderado el acto. Además, estuvo acompañado por personal de representación de las  siguientes Administraciones Públicas: Ayuntamiento de Granada, Diputación Provincial de Granada, miembros del Patronato de la Fundación Banco Alimentos de Granada, el presidente y secretario de la Federación Española de Alimentos (FESBAL) y, por último, miembros de la Junta de Andalucía.

Su Majestad ha tenido la oportunidad de  conocer las instalaciones de la Fundación Banco de Alimentos de Granada,  donde se almacenan los productos que luego son distribuidos por y para los más necesitados. Hay que resaltar que el año pasado alcanzó los seis millones de kilos de alimentos repartidos en una cifra histórica.

 

 

 

 

El acogiemiento familiar es un instrumento fundamental para ayudar a los jóvenes que se ven apartados de sus familias. Aldaima, es uno de los actores principales en este proceso, un actor fundamental.

El fin que se persigue desde la asociaición, es proporcionar un hogar a estos menores -ya sea temporal o permanente – para evitar que tengan que estar en un centro de acogida, con los efectos que, para éstos, tiene. No olvidemos que, el calor de un hogar y de una familia, es de las mejores intervenciones que se pueden hacer.

Hemos tenido el privilegio de tener con nostoros en Granada Social a Karima El Harchi, su presidenta, y nos ha contado un poco más como funciona esta maravillosa iniciativa en general -Aldaima- y, como funciona el acogimiento familiar en particular.

En el podcast que adjuntmos aquí, podréis escuchar la conversación completa. ¿Colaboramos?

 

“Una familia de voluntarios, trabajadores y gente maravillosa, eso es Granabip“. Con estas emotivas palabras, Marisol Casas Toledo, presidenta y fundadora de Granabip, nos ha descrito, desde el corazón, lo que es “su” asociación. Desde ese momento nos hemos dado cuenta que nos encontrábamos ante una asociación muy especial, y así nos lo ha demostrado Marisol.

Con el esfuerzo de no pocas personas, han conseguido convertirse en un centro de referencia para personas con trastorno bipolar y sus familias. Talleres, teatro, mercadillo, lotería…un sinfín de actividades se llevan a cabo con el único fin de seguir siendo ese espacio de referencia y con un sueño/objetivo en el horizonte, “Un centro de día para mis chicos y mis chicas”. Desde Granada Social, estamos seguros de que lo conseguiréis.

En este podcast nos aproximamos a Granabip, a Marisol y a la bipolaridad. Disfrutémoslo.

 

“Más amor, y menos benzodiacepinas”. Esta maravillosa frase es la que nos ha dicho Aurelio López -presidente y fundador de la asociación TOC Granada– sobre cómo se debería afrontar el problema del TOC desde la sociedad y, sobre todo, desde la sanidad.
En la entrevista, que podéis encontrar en el podcast adjunto, hemos hablado de la asociación, del TOC, de un festival de cortos que están organizado. También hablamos de la Casa de Campo, una inictiativa maravillosa, que hay que conocer. En general, de una variedad de cuestiones relacionadas con la actividad que llevan a cabo desde la asociación. Ha servido para aproximarnos al TOC, a esa “carcel mental”. Una aproximación muy sincera e íntima en la que Aurelio se ha abierto a Granada Social y ha compartido varios momentos dignos de ser escuchados. Y recordemos, “Más amor, y menos benzodiacepinas”