El alcalde llama a la población a «volver a quedarse en casa» y pide al Estado y la Junta celeridad en las ayudas «dado que Granada es la única provincia en la que cesa toda actividad».

El alcalde de Granada, Luis Salvador, ha hecho un llamamiento a la población “a volver a quedarse en casa y retomar a las medidas de distanciamiento para intentar preservar nuestra sanidad”, a la vez que ha reclamado del Estado y la Junta de Andalucía celeridad en las ayudas “dado que Granada es la única provincia en la que va cesar toda actividad y donde los negocios cierran drásticamente”.

“Somos la provincia donde más se están sufriendo los daños de la situación que vivimos”, ha dicho, “donde sectores como los autónomos, el comercio, la hostelería, el turismo y sector de servicios en general más duramente están siendo golpeados. Esto hace que tengamos que pedir, que entre el Gobierno de España, la Junta de Andalucía y el propio Ayuntamiento adoptemos un plan especial de medidas para ayudar a estos colectivos”.

En este punto el alcalde ha querido además destacar especialmente el esfuerzo de la Universidad  de Granada “que es referencia en España y una de las 300 mejores universidades de todo el mundo” y que está también siendo perjudicada por la coyuntura.

El regidor, que comparado el momento que vive Granada con situaciones de catástrofe en las que se adoptan por parte del Estado medidas urgentes y específicas para una determinada zona,  ha anunciado que “hoy mismo” se trasladará a Sevilla “para hablar con la Junta para ver cómo vamos a afrontar la etapa que viene por delante. Pediremos también que las acciones que adoptemos el Gobierno, la Junta y el Ayuntamiento sean coordinadas y sirvan para dar respuesta a las necesidades reales que tienen en este momento muchos ciudadanos”.

Salvador, quien ha estado acompañado por el concejal de Economía, Luis González, ha anunciado también el inicio de gestiones “para ver cuando vamos a poder disponer de lo aprobado en ese Real Decreto aprobado por el Gobierno de España, en el que según la simulación del reparto, nos corresponderían 20,5 millones y otros 6,5 más para el fondo del transporte”. En este sentido, el regidor ha insistido en que “esos 20,5 millones se destinarán sobre todo para acciones con el conjunto de la sociedad y para dinamizar y paliar los daños económicos de nuestros ciudadanos”.

También el responsable de Economía, Luis González, ha coincidido con el alcalde en que “la estructura económica de Granada es la más afectada” por las últimas medidas adoptadas y en que “hay que ser reivindicativos en las ayudas que tienen que llegar por parte del Estado y con el Plan de Urgencia que tiene que preparar la Junta de Andalucía”.

El edil, que ha aludido a los compromisos que el Ayuntamiento tiene asumidos como el Plan de Ajuste o el pago a proveedores, ha explicado que “hay que hacer compatibles estos compromisos con la resolución de los problemas que afectan a la ciudadanía y ahora mismo lo más urgente es atender a los sectores afectados por esta situación. Por eso, las ayudas específicas para la lucha contra las consecuencias del Covid, tendrán que servir para paliar básica y estructuralmente las necesidad surgidas como consecuencia de la pandemia”.

Por último el alcalde, quien ha calificado las medidas como “dolorosas pero imprescindibles por la lógica de la sanidad dadas las cifras que tenemos en Granada”, ha recordado que durante el verano la ciudad mantuvo una situación de “mucha seguridad, con una programación cultural muy intensa donde no se produjo ningún brote de Covid, prueba de ello es que el 20 de septiembre, Granada sumaba sólo 121 casos de coronavirus”.

“El 85 por ciento de ocupación hotelera que tuvimos en el  puente del Pilar más la llegada masiva de estudiantes de fuera, fue un coctel hizo que los casos se empezaran a disparar. Cuarenta días después la cifra se había multiplicado por diez y seguiría subiendo hasta rozar incluso los dos mil casos en 24 horas”, ha recordado. “El problema es que estamos en este momento en 785 pacientes ingresados y  114 personas que permanecen en la UCI. Tenemos una capacidad de 1.595 camas libres, pero la presión sobre el sistema sanitario cada vez es mayor, por eso hago un llamamiento a la sensatez, el sentido común y a aceptar estas normas como necesarias”, ha concluido.

Te puede interesar

Síguenos en nuestras redes

Anuncio

Suscríbete a nuestro Newsletter

Y actualízate con las últimas noticias

Anuncio

RECIBE LAS ÚLTIMAS NOVEDADES